Le ofrecieron un puesto de trabajo seguro en dicha localidad. Ahora vende piñas junto a sus 4 hijos para regresar a Tumbes.

Tarapoto. En diversas ocasiones, la necesidad por mejorar las condiciones de vida de cara a un mejor futuro familiar, hace que los padres tomen decisiones arriesgadas pensando, sobre todo, en sus menores hijos. Esta vez, una madre de familia, natural de Tumbes, llegó hasta la ciudad de Tarapoto (región San Martín) persiguiendo una oportunidad laboral, pero fue estafada con el cuento del trabajo fijo.En redes sociales pidieron apoyo para ella.

Se trata de la señora Rosa, quien llegó a la localidad selvática junto a sus menores hijo: un bebé de 12 días de nacido y tres de 10, 4 y 2 años de edad, respectivamente.

Pese a que se desconoce la identidad de quienes le ofrecieron el puesto de trabajo, la mujer contó que establecieron contacto con ella y le propusieron una mejor vida para ella y toda su familia. No fue así. Ahora permanece en las calles tarapotinas a la espera de ahorrar dinero y emprender el regreso a su tierra.

Al momento, ella frecuenta el centro vendiendo piñas en las calles, en compañía de sus menores hijos. La agraviada no tiene domicilio fijo, pero se ubica específicamente en la Plaza Mayor desde las 9 de la mañana.

En redes sociales, distintas páginas informativas pidieron a las personas que la apoyen con la compra de sus productos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here